jueves, 21 de mayo de 2015

Yo pensaba quedarme callaita al menos hasta pasadas las elecciones locales. Así, a verlas venir. Pero es que me lo ponen en bandeja.
Hace unos días leí, en Alhama Comunicación, un pequeño artículo o relato en el que se hacía un panegírico de las múltiples virtudes de la candidata del PSOE a la alcaldía de Cacín. A parte del dechado inmaculado de dones y gracias para regir la política municipal también había un lamento por el injusto, decían, desalojo de la señora Ramírez de la casa consistorial. Hoy me hacen entrega del programa electoral de este partido y de los sobres con el voto, como soy muy aplicada me pongo a leerlos concienzudamente y…. ¡sorpresa! En su saluda, la señora Ramírez, vuelve a lamentarse de la malvada moción de censura, del injusto desalojo de su sillón y de los perversos orcos que antinatura pactaron para joderle sus planes.

Los orcos se abstuvieron en el pleno de nombramiento como alcaldesa dejando así que gobernara la lista más votada, se le entregó la confianza en su gestión y gratis. Dos años estuvo de alcaldesa, dos, en los cuales se pudo apreciar bien a las claras qué entendía la señora Ramírez por transparencia, igualdad, consenso, reparto equitativo para los dos pueblos, control de gastos…y un largísimo etcétera.
De la honradez, sensatez y laboriosidad de la señora Ramírez jamás he dudado, pero en igual medida que no dudo de idénticas virtudes en el resto de los candidatos. Sin olvidar por ello que una cosa es tener la intención y otra la capacidad.
Por la actitud que ha demostrado en los plenos municipales tragarse que no es prepotente… es un dogma de fe.
Prepotente como alcaldesa lo ha sido desde el primer día, prepotente y soberbia. Y díganme ustedes si decir en una votación plenaria: “vosotros votad lo que queráis, que yo haré lo que tengo que hacer” ¿no es prepotencia? ¿No es prepotencia y soberbia supina soltar al Pleno: “esto es lo que hay y si no queréis ya sabéis lo que tenéis que hacer, me echáis”. Si eso no es prepotencia… a qué prepotencia, de esa que dice carecer, hará referencia la señora Ramírez.
Se toma la moción de censura como algo contra su persona no como consecuencia de su gestión, se siente víctima de un complot. No puedo llegar a comprender que siquiera haya sopesado si su actuación con los intereses de El Turro tuvo algo que ver. Parte de la misma casilla de salida que en el 2011, de donde no se ha movido un ápice. O consigue mayoría absoluta o la veo incapaz de llegar siquiera a plantearse un consenso que la aúpe al trono. Yo la leo y veo a una santa y mártir entre malévolos truhanes, que ocultaban su unión para pillarla descuidada y robarle el reino, cobardes que se ocultaban en las sombras, gentuza que vende su ideología y pacta con el mismo diablo (la repera limonera). Y se preguntaba el porqué. Creo que aún lo ignora o le interesa su papel de sufridora y prefiere obviar los motivos por los que la cesaron.

En el artículo de Alhama Comunicación se decía que la candidata a la alcaldía había aprendido mucho en estos dos años en la oposición. Eso espero, aunque leído lo leído, parece ser que no tiene ni idea de las atribuciones plenarias. Aún no ha aprendido que el Pleno es soberano, no el señor/a Alcalde. Igual después de dos legislaturas del PSOE con mayoría absoluta se pensaba que el alcalde hacía lo que le daba la gana. Sin mayoría absoluta le puede ser hasta complicado o imposible hacer su santa voluntad.
Igual se piensa que la alcaldía se obtiene de acceso directo por la lista más votada. Hoy por hoy no es así. El Pleno la elevó a alcaldesa y el Pleno la destituyó, simplemente porque no tenía representación suficiente ni para auparse ni para mantenerse en la silla.
.
Y motivos para la moción de censura al menos a IU le sobraban, vamos a recordar algunos: Su oposición a la ELA, su resistencia a presentar al Pleno las deudas municipales de proveedores, mancomunidades..., la oposición de su grupo a clarificar la legalidad de la antena de Vodafone en El Turro, ahora y gracias al vociferado pacto antinatura está el tema aceptado por la Fiscalía de Granada y lo mismo hasta con imputado. La negativa de que en El Turro se celebraran las fiestas patronales, cuando en Cacín tenían su apoyo y beneplácito. El dinero del Plan Ola íntegramente lo destinó para el colegio de Cacín ni un euro para el del nuestro pueblo que se encontraba en iguales o peores condiciones. Y encima con la desfachatez de buzonear contando la patraña de que había conseguido dicho plan para Cacín y para El Turro. La oposición a que el manantial suministrara agua al pueblo de El Turro, arguyendo que no lo tenía claro, según decía, había ciertas cosillas.
Ya sabemos las cosillas que había. Y como estas razones las que ustedes quieran, se ganó el desalojo a pulso. La señora Ramírez quería muchas cosas buenas para “su pueblo” pero de la intención al hecho va buen trecho. Tuvo, si quería seguir gobernando, la visión política que tiene un topo y encima…se sigue lamentando.


En el programa municipal y de la ELA del PSOE se habla del favoritismo y del enchufismo que ejercen el actual alcalde y el presidente. No vendría nada mal recordarles que gracias a los antes concejales de la oposición, ahora esos corruptos malvados, se destapó la contratación de un administrativo por la puerta trasera de la administración, que la tenían con bisagras bien engrasadas, llegando incluso a hacerse fijo, ¿dónde estuvo la convocatoria y el concurso? También destapó, la oposición, la contratación paralela de otro trabajador del centro Guadalinfo con idénticas no-garantías de publicidad, méritos y capacidad. Bien que podrían haberlo destapado ellos en aquellos dos años, tan honestos que eran y con todos los documentos a su alcance. ¿Qué han destapado ellos en sus dos años como oposición? Se ve que les va la marchilla demagoga, normal, es mucho más cómodo lanzar la caña que mojarse el culo.
Ahora van a ser aún mejores, sin favoritismos ni enchufes, muy leyistas, como decía una de sus concejales en los plenos acusando a la oposición de entonces, “vosotros lo que sois es muy leyistas”. Ahora por arte de birlibirloque los justos se prometen ellos, a ver si así les cambia la tortilla y se la zampan entera.
Y otro tanto, cuando el candidato Manuel Vargas López habla de enchufismo, él lo sufrió en sus propias carnes, como controlador de aguas. La señora Ramírez convocó una bolsa únicamente para el señor López, y como es un puesto de alta capacitación, el único apto para desempeñar durante siete meses dicho cometido era el correligionario de partido de la alcaldesa, actualmente candidato a presidente de nuestro pueblo. Y hablan de enchufes….
¿Creen que se puede ceder el suelo público a empresas o negocios que no tienen más fin que el puramente lucrativo? Pues los sociolistos lo han hecho, a cambio de qué, yo no lo sé. Favoritismos y enchufes a porrón los han patrocinado los sociolistos estos diez años.

La señora Ramírez en sus dos años de legislatura no tuvo forma de agenciar un telecentro de Guadalinfo para El Turro, y eso que en Cacín disponía de centro y telecentro, aún así no vio manera o no sería de su interés que los turreños también lo tuviésemos o no estaba en su capacidad. Se ve que a unos les cunde más dos años que a otros.
En esos dos años no vio manera de pagar sus facturas pendientes, a la mancomunidad del agua, a la que recoge la basura, igual pensó que era mejor seguir las directrices de la corporación que la precedió y de su idéntica ideología, que dejó la deuda para los que vinieran después. Agua que sí pagábamos los vecinos al ayuntamiento y no digo todos, como sospechábamos, algunos se la agenciaban gratis o casi gratis.
Al igual que también dejó, la señora Ramírez, sin pagar materiales que compró para las obras del PEFA (incluso del 2011), hasta facturas de bares dejó colgadas, porque mira que son aficionadas las corporaciones sociolistas a darse homenajes protocolarios (otro gasto que la actual corporación de truhanes ha reducido drásticamente). Y ahora vienen diciendo que transparencia en ingresos y gastos…. cuando hemos heredado una deuda de más de 350.000 euros de la corporación que gobernó hasta mayo del 2011, deuda que graciosamente coincide con lo gastado fuera de presupuesto más lo que añadió la señora Ramírez. ¿Sabrá el señor López si la ELA tiene alguna deuda, si paga pronto a mancomunidades y proveedores? Si precisamente él mismo decía que la ELA era inviable económicamente, pues ahora le va a sobrar pasta si llega a presidente, hasta una nave multiusos va a construir, nichos en el cementerio (una cosa muy práctica en un terreno de arcillas expansivas) y muchas más cosas…. leer para creer.
Tampoco pudo, en dos años, ver la señora Ramírez el gasto desmesurado en telefonía que soportaba este ayuntamiento, concretamente en El Turro ascendía a 500 euros mensuales solo en telefonía fija, ya ven, de la laboriosa oficina administrativa municipal que funcionaba por entonces en el pueblo. Un trabajador del ayuntamiento con un gasto mensual de 300 a 400 euros en móvil. ¿No sabría la señora Ramírez que existen las tarifas planas? ¿En ese caso no había que controlar gastos? ¿Solo había que controlar gastos suprimiendo los festejos en nuestro pueblo, no así en el suyo? ¿Sabrá el señor López y la señora Ramírez a lo que asciende la factura actualmente entre fijo y móvil en el ayuntamiento y en la ELA? Y esto es solo un ejemplo de cómo se pueden controlar y racionalizar gastos en dos años, a ella no le dio tiempo. ¿Es esto ser cuidadosa con el dinero público?
Ya nos consta como dirige nuestro ayuntamiento la ideología sociolista. Y en cuanto a la ELA nos imaginamos qué harían si tuvieran la mayoría absoluta, cargársela. Mientras no consiguieran su presidencia la ELA sería para ellos la Piedra del Niño El Turro en su zapato.
Con mirar la lista de concejales que proponen para el Ayuntamiento ya nos imaginamos sus intenciones para con la ELA de El Turro, es lo bueno de conocernos todos y saber por las ramas que nos andamos.


Basta con comparar las dimensiones del programa electoral, el de nuestro pueblo es raquítico en comparación del que propone para “su pueblo” la señora Ramírez y con una letra tan minúscula que los “presbíticos” necesitamos una lupa de al menos diez aumentos. El partido socialista debe haber gastado en realizar el programa para la ELA la tercera parte que en el programa para el Ayuntamiento, igual como de antemano ya dan la ELA por pérdida para qué echarle más gastos. Con tamaño folio y doblado en cuartilla ya íbamos más que apañaos, nada que ver con el tríptico de letras grandes que presentan para el Ayuntamiento en Cacín. Qué mas da, son simples detalles que dicen mucho.
Un programa, el de la señora Ramírez, que parece olvidarse que de ser elegida alcaldesa también lo sería de El Turro. Ni una mínima alusión a la colaboración con la ELA, ninguna insinuación de su propósito de transferir la parte del presupuesto que nos correspondería en tiempo y en forma, ¿olvido, omisión o intención? Raro, cuando significamos casi el 50% de la población. Otra vez ninguneados, otra vez valorados como de segunda. Pero eso sí, como colofón, ya al final del saluda hace referencia y dice textualmente: “que sigo sintiendo la responsabilidad del municipio en su conjunto” ¡Oh, milagro! para pedir el voto ya si que aparece el nombre de nuestro pueblo. A buenas horas. Para sumar en Cacín siempre hemos sido buen número, para dividir ya valemos mucho menos.

Incluso en su programa, la candidata, toca un tema bastante trascendental y metafísico, cosa que me agrada y sorprende, pide que sepamos valorarla por lo que es y no por lo que opinan de ella, textualmente “espero que sepan valorarme por como soy y no por como me pintan”. Y digo yo... encima nos pide que seamos sicoanalistas. Pide que la valoremos según la valoración que se otorga ella misma. Ya conocemos su forma de gobernar, ya tenemos nuestro propio criterio, digo yo que valdrá tanto como el suyo.

Pues, anda que, si tuviésemos que juzgar al actual alcalde, el señor Moles, por las pintadas que le hacen en la fachada del ayuntamiento… le mandábamos a presidio o le contratábamos un guardaespaldas. El otro día pasé por allí y sentí vergüenza y pena, pobres mamarrachos los autores, buena ideología la suya, buena forma de amenazar, muy democrática y muy valiente. Todo el vandalismo, todo el salvajismo que han sufrido los vecinos de Cacín da para otra buena perorata, pero lo dejaremos para otro día.

¿Somos lo que decimos o somos lo que los demás opinan de nosotros?
Pues yo creo que es un problema sin solución, debemos ser una mezcla de todo, de lo que somos, lo que nos pensamos que somos y lo que otros creen que somos, no hay una verdad única, y para enredarlo aún más también somos las circunstancias que nos toca vivir, las decisiones, los errores que por supuesto son tan nuestros como los aciertos. Y todo esto elevado a la décima potencia si eres un cargo político o personaje público. ¿Y qué más da? Si algo tiene que tener un político es la capacidad de prometer lo casi imposible y si no lo cumple la suficiente cara dura para seguir en la política. A esto ya estamos acostumbrados.



En definitiva, y haciéndome eco de Maillo en el Parlamento de Andalucía en referencia a la señora Díaz: “Quien no la conozca que la compre”
Pues eso mismo digo yo.


Alquimista Impaciente

martes, 17 de septiembre de 2013

DE LA PIEDRA EN EL RÍO A LA LAVADORA AUTOMÁTICA (2ª parte)


Primero fue la piedra en el río, carga de trapos sucios cuesta abajo y luego lavados, carga cuestarrón arriba
Luego fue la tablilla de lavar con barreño y las gomas metidas en el canal, en las colmenillas; trayecto mucho más corto, cuesta del río eliminada
Ahora tenemos el agua en casa y la lavadora automática, la tonta que pulsando un botón, lava sola; ¡que alivio!


Evolución histórico-política-tecnológica-social de las aguas “del turro”


En cualquier caso el elemento principal: EL AGUA; de nada hubiese servido la piedra, la tablilla y el barreño, ni la lavadora, sin el líquido elemento: sin el río, el canal o el agua domesticada, entubada y llevada al interior de la vivienda.

La ley de aguas de 1985 (Ley 29/1985 de 2 de agosto) en su TITULO PRELIMINAR art. 1.2 dice literalmente: “las aguas continentales superficiales, así como las subterráneas renovables, integradas en el ciclo hidrológico, constituyen un recurso unitario, subordinado al interés general, que forma parte del dominio público estatal como dominio público hidráulico”

Ingeniería y política unidas para hacer posible una vida menos sufrida, más cómoda, más igualitaria, con mayor justicia social. Aunque creo que para algunos paisanos, a los que no me atrevo a calificar de socialistas, deberíamos permanecer todavía y casi de por vida en la España de Los Santos Inocentes; fenomenal novela de Miguel Delibes y extraordinaria película dirigida por Mario Camus.

Con lo que le costó a insignes políticos socialistas llevar a efecto leyes como la del agua (Julián Campo, ministro de Obras Públicas y Urbanismo de aquel tiempo) a partir de la cual podemos decir con la cabeza bien alta que el agua es un bien de dominio público; lo que significa que no tiene dueños, que es de todos, que su uso está supeditado al servicio del interés general. Para que 30 años después, los “socios-listos” del Turro, como dice el alquimista, se cuestionen a estas alturas la propiedad del agua del manantial. Es bastante progresista y de izquierdas altaneras decir que los propietarios del agua son los señoricos o lo que queda de ellos. Aunque fuese tan cierto como que todos los días amanece, que fuese de ellos, deberíamos decir lo contrario y hacer valer lo contrario; que el agua es del pueblo y para todos los vecinos y la que sale por los caños de las fuentes públicas, de todo aquel que quiera acercarse a llenar un recipiente; independientemente de ideologías; porque se trata por encima de todo de la dignidad de un pueblo, de dignidad que hemos ido recuperando poco a poco desde aquellos tiempos de santos inocentes. En aquellas épocas, las tierras eran del amo, la cacería era del amo, la leña, el esparto, casi todo era del amo, los jornales eran del amo. En cambio el agua, mira por donde no era del amo, nunca fue del amo.

A día de hoy, afortunadamente no dependemos en absoluto de ningún amo, de ningún señorico, de amos ni de encargados de los amos; ni siquiera dependemos única y exclusivamente del agua por la que sin embargo luchamos, por dignidad y porque creemos que tenemos razón.
También es muy izquierdoso reirse de paisanos, de vecinos que han colaborado en la forma en que han podido para pagar un abogado y defender intereses generales, de todos; con aquello del número de botijos que podremos llenar. ¿Es que estas buenas gentes del Turro han perdido el norte? Y digo buenas gentes porque hasta ahora por tal las tenía; aunque visto lo visto, empiezo a cuestionarme su bondad.




Etapa antigua en la historia del manantial; anterior a la guerra civil

Fue mediante escritura de fecha 31 de diciembre de 1894 y número 864 del protocolo de Abelardo Martínez Contreras, notario de Granada; que en dicha ciudad y en la fecha referida, Carlos Fernández Linares y Herrera vende a Juan Creus García el pleno dominio de dos fincas: un cortijo denominado El Turrillo y la aldea nombrada de El Turro, ambas en término municipal de Cacín; y que Juan Creus agrupa las dos fincas por ser colindantes entre sí, en una sola que queda descrita en dicha escritura.

Luego la primera nota que hay que extraer es que la aldea del Turro ya existía como tal antes de que el abuelo, bisabuelo, quizás hasta tatarabuelo de los que ahora pisan las casas de “allá arriba” comprara la finca originaria. Casas que son la única posesión que les queda a los nietos, bisnietos y hasta tataranietos del mismo, pues a día de hoy está vendida en su totalidad a excepción de las referidas casas; hasta la finca donde se encuentra el nacimiento está vendida.

Al leer la descripción que de la finca se hace en el referido título de compraventa y agrupación, se observa que en la aldea de El Turro hay una serie de casas, unos pajares convertidos en casas habitaciones, una ermita con casa sacristía y hasta un horno de cocer pan, que forman parte de la finca. Pero también se observa cuando se describen los linderos de dichos inmuebles que hay muchas casas que son de propiedad particular, de dueños independientes, de vecinos que viven en El Turro y que al menos son dueños de la vivienda donde moran, donde residen: Ana y Francisco Jiménez; Francisco Coca; Francisco Molina; José María Molina; José Jiménez. También describe calles con nombre propio, calle de la Plaza, calle de La Cruz, de Las Eras, San José, Placeta del Horno. Y es seguro que había más vecinos con casa propia que no constan en el título por no ser colindantes con tales inmuebles descritos como propiedad de la finca que se compra.

La segunda e importante nota que se extrae es que había un núcleo de población totalmente definido, una aldea con nombre propio, con sus calles, sus plazas; con sus vecinos con casa propia, que se servían del agua del manantial, agua que bebían ellos y sus animales de granja y de labor; con la que se aseaban y lavaban sus ropas y utillaje; agua con la que amasaban la harina para hacer pan en el horno que había en la placeta que se llamaba y aun se llama precisamente del Horno.

Lo que no aparece descrito por ningún sitio en todo el título de compraventa, es cortijo alguno en allá arriba, ni en ningún otro sitio; no hay ningún cortijo salvo el del turrillo que es el que pega a las tierras de cacín, cerca de la presa y que se agrupa como finca independiente con sus tierras incluidas, con otra finca independiente denominada aldea de El Turro con sus tierras también; para formar una nueva, independiente y única finca que ya agrupada se describe pormenorizadamente. Tampoco aparece fuente ni nacimiento de aguas en ninguna de las fincas agrupadas ni en la resultante de la agrupación.

Es por tanto que la tercera y no menos importante nota que debemos extraer es que cuando Juan Creus compró y agrupó dichas fincas al menos en el título, no aparece y por tanto se presume que no existía el cortijo que conocemos como de allá arriba, también como el cortijo del amo o de los señoricos. En cambio la aldea de El Turro si que existía, con sus calles y sus plazas, con sus casas, con personas que las habitaban, con su horno de pan, con su agua para hacer la masa de dicho pan, agua para abastecimiento de un pueblo, un pueblo con una fuente, una fuente con un par de caños que no paraban de manar de día y de noche, todos los días y todas las noches, durante todo el año.

Como resumen final, por agrupación de todas las notas anteriores, podemos concluir que antes de que Juan Creus comprara la tierra, que incluso antes de que Juan Creus naciera, ya existía una aldea que se llamaba El Turro; que dicha aldea se nutría del agua de un manantial situado cuesta arriba de la misma; que el agua de dicho manantial llegaba a una fuente pública y de la misma iba hasta una gran pila o pilón para abrevadero de las bestias de labor. Confirma esta conclusión, saber como sabe este cacileño del turro y turreño de cacín, y a partir de ahora todos ustedes; que cuando el tal Carlos Fernández compró la finca que vende a Juan Creus, o sea la aldea de El Turro, a un tal Mariano Guerrero Gámiz, “ya existía la aldea de EL TURRO” ; y cuando el Mariano Guerrero Gámiz se hizo con la propiedad de dicha finca por herencia de su padre Joaquín Guerrero Peralta y de su tío político Miguel Romero Galiano, “ya existía la aldea de EL TURRO”.
Y así sucesivamente podemos remontarnos hasta las primeras fechas en que se tiene constancia de la existencia de El Turro:
- El 5 de noviembre de 1588; fecha en que los señores del Consejo de Población del Reino, ante el escribano de cámara, Francisco de Castro vendieron a Alonso Alcaraz el cortijo y tierras que llaman de El Turro; que antes fue de Daniel Sánchez el Zeneti.
- En el libro de Hacienda de Granada y su término; y de Loxa, Alhama, Illora, y Alcalá, etc., que data de 1589; en el número 28 aparece el cortijo que llaman de El Turro con 14 casas y 800 fanegas de tierra.

Y pensar que los anteriores ediles han puesto placas por el pueblo, en las que dicen que la creación y fundación de El Turro se debe a D. Juan Creus García, tiene perejiles la cosa, por no decir otra cosa mal sonante. También hay vecinos que afirman que debemos estar muy agradecidos a los señoricos. Claro que sí; a los señoricos, al clero y a Franco. Fueron muy buenos los señoricos, buenísimos para el pueblo y para sus arrendatarios a quienes cuando vendieron la finca no les dieron opción de compra alguna, ni siquiera a ejercer el derecho de tanteo y opción preferente de compra tal y como establecía la ley de arrendamientos rústicos por entonces.
Fueron tan buenos y tan listos, que siendo El Turro el primer pueblo por cuyo término pasa el Canal de Cacín, es el único que no se aprovecha de sus aguas para el riego de sus tierras; fueron tan torpes y cicateros, que prefirieron todo el pago de la expropiación en metálico a obtener derechos de agua para riego. Desde luego no mataron a nadie que se sepa; si esa es la vara de medir la bondad, todos somos buenísimos. Nunca les interesó lo más mínimo la gente del pueblo y menos su vida. Yo no conozco de ninguna donación al pueblo, ni regalo alguno. No dieron ninguna opción de compra a sus arrendatarios cuando vendieron las tierras. Ni vender solares querían para que la gente del pueblo pudiera hacerse una casa para vivir; terminaron vendiendo prácticamente obligados por el Ayuntamiento. Quitarle el agua al pueblo, eso es lo que hicieron.
Les debemos gratitud eterna; estaremos eternamente agradecidos a señores y amos.
Hay vecinos que no solo han perdido el norte, sino los cuatro puntos cardinales.

Etapa contemporánea. Dictadura del Generalísimo

Entre lo que yo recuerdo, lo que me han contado mis mayores y lo que han visto y leído mis ojos, cada vez doy más veracidad a que las aguas procedentes del manantial, fueron antes que de nadie, única y exclusivamente de la aldea de EL Turro; o al menos, usadas y aprovechadas siglos antes que señorico alguno, por los vecinos de la aldea, por los turreños.

Yo que nací en época de santos inocentes y que ya peino muchas canas, recuerdo una fuente en allá arriba, justo por debajo del nacimiento, una fuente continua de agua donde todo el mundo podía llenar agua; de la fuente pasaba el agua a un estanque abierto (por entonces no estaba cerrado) donde los chiquillos del pueblo se bañaban. También iba el agua del nacimiento mediante otro ramal, a los caños de la fuente del pueblo, dos caños tenía de un dorado que parecía o a mí me parecía casi oro, tenían que ser de un metal mucho mas preciado y noble que el latón, aunque de este u otro material parecido fueran; dos caños, dos, con chorros grandes y generosos, contínuos, día y noche, todos los días de todos los meses, todos los meses de todos los años; de la fuente de los dos caños iba el agua a la pila donde dábamos de beber a los animales de labor. También tenían agua los señoricos; un ramal para la casa del amo.

Me cuentan mayores del pueblo octogenarios y nonagenarios, algunos ya no viven el pueblo, pero todos totalmente lúcidos; que Juan Creus vivía en Granada y cuando compró la finca del Turro, hizo o mejor dicho, mandó hacer el cortijo de allá arriba; que el agua del manantial solo servía a la fuente del manantial y a los caños del pueblo; que Juan Creus pidió al pueblo que le cediera agua para el cortijo y se le dio una toma, pero de tal forma que cuando venían años secos y había escasez, se quedaba el cortijo y la fuente de arriba sin agua y el pueblo seguía teniendo agua en sus caños.

Creo que fue sobre mediados de la década de los años sesenta cuando los señoricos mandaron hacer el partidor de las aguas del nacimiento; de tal forma prepararon la partición que se quedaron con tres partes del agua y una cuarta parte para todo un pueblo que contaba con muchos más habitantes que hoy. Solo entre chiquillos y chiquillas de escuela seríamos sobre un ciento o más. Esos sí que eran tiempos de santos inocentes; de respeto, miedo y agradecimiento a señoricos, militares, curas y autoridades; de miedo y silencio; de prietas las filas, cara al sol y ¡arriba España!
Por qué consintió todo un pueblo. Creo que a todas las connotaciones de la época, se sumó como de todos es sabido, el hecho de que El Turro era un pueblo muy particular, era pueblo pero no lo era del todo, era anejo, dependiente de Cacín, de la autoridad puesta a dedo en Cacín. Eran tiempos de señoríos territoriales y jurisdiccionales (1ª parte). A eso nos llevó la dictadura del Generalísimo.

Etapa moderna. Tiempos democráticos

¿Por qué no se arregló el problema del agua en cuanto llegó la etapa democrática? Quizá por más de lo mismo; teníamos democracia; votábamos en elecciones periódicas, nacionales, autonómicas y municipales; poco a poco se iba acabando el tiempo de los santos inocentes. Pero el Ayuntamiento siempre en Cacín, muy lejos; los alcaldes siempre cacileños, muy lejanos. El Turro era otra cosa, el anejo, lo anexo, el apéndice, lo incómodo, los problemas del Turro incomodaban, realmente no eran problemas de Cacín; Cacín quedaba… muy lejos.

Isauro González Vinuesa, alcalde en las legislaturas junio 1987/mayo 1991 y mayo 1991/mayo 1995, fue lo más cercano por aquellas épocas. Alcalde por dos veces, dos legislaturas, gracias al Turro, al voto de los turreños, se presentó por IU y lo hizo muy mal con El Turro y con IU del Turro.

Probablemente IU como organización política a nivel local o municipal sea la responsable de que no se arreglase el tema del agua y la creación de la Entidad Autónoma Local en dichas legislaturas. Responsable por omisión, porque pudiendo haberlo hecho, no lo hizo. Pero como reconocer errores y rectificar es de sabios; pues ahora lo hace: la ELA ya está; y el agua en vías de solución.

Ya existía en dichas fechas la ley de aguas del 85. También existía la ley de demarcación territorial de Andalucía del año 93 que permitía que El Turro se constituyese en Entidad Local Autónoma; Isauro estuvo hasta el año 95.

Conocía Isauro de la inquietud de los vecinos por el tema de las aguas, SÍ; nos dejó con el culo al aire la mañana que quedamos citados y comprometidos con él, en las eras, para derribar el muerto de las particiones del agua; rompió su compromiso, se fue a ver a los señoricos y bajó diciendo que ya estaba el tema arreglado; menudo tío, que planta de hombre de izquierdas, unido en cuerpo y alma con el proletariado del Turro. Tenía conocimiento Isauro de la intención de IU del Turro de constituir la ELA, SÍ; IU le facilitó una copia íntegra de dicha ley y ni tan siquiera se dignó a plantear en el pleno el tema de constitución del Turro en ELA, se hubiese aprobado por mayoría absoluta pues IU contaba con cuatro concejales.

Entonces ¿qué pasó nano? ¿no acertaba o no sabía cumplir preceptos constitucionales y legales como era acercar la administración al administrado? ¿se gíñó el día que habíamos quedado con él para derribar el dichoso muerto de partición de las aguas? Pues la respuesta a tales interrogantes es SÍ. Opino que se metió en política porque en aquel tiempo vestía mucho, lucía ser alcalde progresista, tendría como no, yo no voy a negarlo, sus inquietudes políticas, pero poco compromiso con su base electoral y con la organización por la que se presentaba a las elecciones, no sé si por aquellas fechas militaba, a día de hoy no está en IU. En fin, como ya dije en otro artículo, este hombre llegó a ver ovnis; aunque nunca vio la forma de conseguir la ELA para nuestro pueblo, ni de arreglar el tema del agua, ni siquiera solicitó concesión de la misma para el Ayuntamiento y por ende para El Turro, cosa que en cambio si hizo un alcalde posterior, corría el año 1995.

Tras las elecciones municipales de mayo de 1995 que arrojaron el siguiente resultado: PP, el más votado con 211 votos que representaban el 41,43% y 3 concejales. IU, segunda fuerza con 179 votos correspondientes al 29,02% y 2 concejales. PSOE, terceros con 167 votos que representaban el 27,24% y 2 concejales. FADI, cuartos con 51 votos, que representaban el 8,32% y no obtuvieron representación. IU y PSOE, se unen, se alían, pactan, y se reparten la alcaldía, dos años para cada.
Pues bien, el primer alcalde en gobernar, que ahora mismo no recuerdo quien fue, imagino que de IU, solicitó en el año 1995 la concesión de aguas del manantial del Turro, originando el expediente número 4/95 C de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Confederación que no solo dejó sin tramitar el expediente, sino que ni siquiera llegó a contestar al Ayuntamiento.

Tras las elecciones municipales de junio de 1999 en las que prácticamente se repite el resultado de las anteriores. Primera fuerza el PP con un 41,34% obtiene 3 concejales; segunda IU con el 30,13% obtiene dos y la tercera el PSOE con un 26,93% obtiene los dos restantes. Nuevamente pacto electoral IU-PSOE, se reparten la alcaldía, dos años cada uno. Comienza la legislatura como alcalde Manuel Ruiz Guzmán que el 7 de febrero del año 2000 dirige nuevo escrito a Confederación, instando la tramitación del expediente y solicitando información sobre el desarrollo del mismo. Se apea la señora Confederación contestando literalmente: “le significamos que una vez examinados los archivos obrantes en esta Comisaría de Aguas, solo aparece la solicitud de concesión de ese Ayuntamiento de un caudal de 0,636 l/seg. del manantial “Fuente de Allá Arriba” en fase inicial de tramitación”
Manda coyones otra vez, a la primera solicitud ni se dignan contestar, podrían haber contestado diciendo deben aportar esto o lo otro, tal o cual proyecto, pero nada, ni pío, ni mu. Y a la segunda pues ya ven ustedes que contestación. Igual que si hubiesen seguido callados.

Tuvieron que llegar las elecciones del año 2011 y se tuvo que poner una moción de censura a la alcaldesa socialista, para que las cosas tomaran otro rumbo, para intentar que cambiaran; para poder exigir los derechos de un pueblo con rigor y seriedad. Todo ello porque el grupo del PSOE no pactó con IU y lo que es peor, nunca creyeron en la constitución del Turro en ELA; es más, votaron en contra. Y respecto al tema de las aguas mantenían y creemos que aun mantienen, que las aguas son de los señoricos que son sus legítimos dueños.

Que les vamos a contar que ustedes no sepan, si fue el anterior equipo de gobierno socialista el que con su mayoría absoluta hizo y deshizo a su antojo; el que cortó sobre el mes de abril/mayo de 2008 las aguas de las fuentes del pueblo; el que trató de quitarle al pueblo, la mísera parte del agua del manantial que en los tiempos de los santos inocentes tuvieron a bien dejarle los señoricos. Manda coyones nuevamente; los socialistas alineados con los señoricos y en el tema de la colocación ilegal de la antena con la multinacional Vodafone; a la que también parece ser que debemos estar agradecidos y que por cierto, otro día hablaremos de dicho tema. ¿Es que todos los socialistas del Turro y Cacín han perdido el norte?

Se tuvieron que dar todas estas circunstancias junto con otra, que el grupo del PP estuviera de acuerdo y comprometido con la constitución de la ELA y que apoyara decididamente la postura de IU de que las aguas son de todos y para todos.

La ELA, aunque a algunos todavía les pese, ya está constituida y funcionando. Alguien escribía no hace mucho a través de internet, la Ela ni está ni se la espera, y seguro que se regodeaba; igual sabía que le iban a poner todas la trabas posibles en Sevilla. Quien con tanta guasa escribía, hoy es nada menos que el vocal del PSOE en dicha ELA. Que cosas señores, ver para creer, son de las que tienen mucha faena.

El tema del agua también se resolverá, aun no sabemos en que sentido, si para llenar dos, tres, cinco o ningún botijo. Toda para las tres casas de allá arriba o toda para el pueblo incluidas dichas casas.

Lo que si sabemos es que en el año 1997 Gracia Rosales Creus, Guillermo García Creus y Juan Herrera Creus solicitan la inclusión del manantial en el Catálogo de aguas privadas, que no concesión administrativa como solicitó el Ayuntamiento dos años antes. Como si no supieran que de esas aguas se abastecía y aprovechaba EL Turro mucho antes de que ellos nacieran, antes de que su abuelo comprase la finca; seguro que no sabían que antes de que su bisabuelo, tatarabuelo y otros antepasados suyos nacieran, ya se abastecían las gentes del Turro del agua del manantial. Y cosas de la vida, nano, a estos si les contesta Confederación; y no solo les contesta sino que les requiere la documentación que tienen que aportar, manda sus guardas para ver el lugar y finalmente concluyen la tramitación del expediente, incluyendo en diciembre de 2008 en el Catálogo, un derecho sobre aguas privadas.
A pesar de que en dicho expediente obran informes del guarda fluvial del sector y del guarda Mayor de la Zona de Granada en los que se hace constar que el Ayuntamiento de Cacín tiene parte en esas aguas para abastecimiento del anejo de El Turro. A pesar de que el Guarda Mayor informa y advierte que según su criterio debe incluirse al Ayuntamiento como un solicitante más en dicho expediente. A pesar de que advierte que en el mismo nacimiento hay una fuente pública con más de 30 años de antigüedad en la que cualquier persona puede llenar cántaras o vasijas; que dicho uso público debe tenerse en cuenta a la hora de la inscripción de todo el aprovechamiento. A pesar de que dicho guarda informa que en el año 1995 por parte del Ayuntamiento de Cacín se formalizó una petición de concesión de aguas, expte. 4/95 C, para la totalidad de las aguas del nacimiento y que por ello la petición de aprovechamiento privado debe quedarse a expensas del resultado del expediente de concesión iniciado por el Ayuntamiento de Cacín.

También obra informe-propuesta del Jefe del Servicio de la Comisaría de Aguas de la zona de Granada para la inclusión provisional en el Catálogo en el que en su observación 2ª literalmente dice: “El Ayuntamiento de Cacín también tiene derecho a aprovechar las aguas de la Fuente, como aprovechamiento de aguas públicas.”

Pues bien, a pesar de todos estos pesares, que entiendo pesan mucho. Confederación ni tiene en cuenta al Ayuntamiento de Cacín como un solicitante más; ni tiene en cuenta el uso público del agua; y resuelve la petición de los Creus con la inclusión antes comentada en el Catálogo de aprovechamientos de aguas privadas en diciembre de 2008. Y qué pasa con la petición del Ayuntamiento de Cacín del año 1995, dos años anterior a la de los Creus, se preguntará el nano y ustedes también; ¿y con la reiteración que hace el Ayuntamiento en el año 2000? De momento son preguntas sin respuesta. Desconocemos si confederación comunicó algo al Ayuntamiento de Cacín a partir de esta última reiteración en la petición (…queda tan lejos a todos los efectos el Ayuntamiento de Cacín, aunque también sea el nuestro). No obstante creemos y esperamos que no; que aunque no sea un problema de Cacín, como no iban a estar atentos a cualquier comunicado de Confederación respecto a este tema, pendientes del mismo. Pero si los que gobernaron en la última etapa, mantienen que las aguas son de los señoricos y hasta llegaron a cortar el suministro de la misma a las fuentes del pueblo, pues vete tú a saber.

La avaricia rompe el saco: la gota que colmó el vaso. Tiempos recientes

Señoricos y pueblo, pueblo y señoricos de una u otra forma se habían venido apañando con el agua que cada cual tenía y el tema estaba medio pacífico.

Fue por abril/mayo de 2008 que las fuentes del pueblo se quedaron sin gota de agua, fue que días después volvía a caer el agua con una presión y sabor inusual. Fue que intentaron dar a los turreños gato por liebre, agua del canal por agua del manantial. Pero como el paladar no está reñido con ninguna condición social, de momento notaron el engaño. Se ve que no tendría suficiente una sola familia que es la que prácticamente reside todo el año en allá arriba, con las ¾ partes del agua y la necesitaría toda.

Fue que debido a estos hechos, la gente del pueblo se reveló, se organizó, se recogieron sobre 200 firmas denunciando los hechos, se presentó denuncia ante la guardia civil y escrito ante el Ayuntamiento pidiendo al alcalde la restitución del agua cortada y que solicitase nuevamente la concesión para El Turro.

Fue que como el Ayuntamiento gobernado por mayoría absoluta socialista no hizo nada al respecto, el pueblo cual Fuenteovejuna, se llegó al partidor de las aguas del nacimiento y restituyó la reciente y anteriores restricciones practicadas por señoricos y gobernantes sobre el agua del pueblo.

Sucedió que por dichos hechos IU presentó por primera vez candidato a la Alcaldía y lista electoral formada exclusivamente por gente del Turro para las últimas elecciones municipales (mayo 2011).

En mayo de 2013 Confederación incoa expediente sancionador al Ayuntamiento de Cacín por captación de aguas de un nacimiento para su almacenamiento en un depósito conectado a dos fuentes situadas dentro del casco urbano vertiendo el resto al alcantarillado sin autorización de dicha confederación. También incoa un pliego de cargos al Ayuntamiento por los hechos imputados en el expediente sancionador.

En el expediente sancionador se comunica al ayuntamiento que tales hechos podrían ser calificados como falta grave y que por tanto se le podría imponer una multa que iría de 50.000,01 hasta 500.000 euros; la obligación de indemnizar los daños al dominio público hidráulico y la obligación de retirar todo elemento que haga presumir la captación de aguas.

Con el pliego de cargos cuantifican las posibles sanciones a imponer al ayuntamiento en una multa de 65.035,67 €. Indemnización de daños al dominio público hidráulico en la cifra de 19.510,71 €. Y la obligación de retirar en el plazo de un mes, todo elemento que haga presumir la captación de aguas, con la advertencia de ejecución forzosa.

Fíjense ustedes en la sucesión de los hechos:

- En el año 1995 el Ayuntamiento solicita la concesión de las aguas.
- En el año 2000 solicita información sobre tramitación de dicha solicitud y reitera la petición.
- En al año 1997 solicitan los señoricos la inclusión en el Catálogo de aguas privadas.
- En diciembre del año 2008, Confederación acuerda la inclusión en dicho Catálogo.
- Sobre abril/mayo de 2008, 10 meses antes de la resolución de Confederación se produce el corte del agua de los caños, de las fuentes del pueblo y se mete en las mismas agua del canal.
- En junio de 2008 se efectúa la denuncia y escrito al Ayuntamiento antes referidos.
- En 2008 ante la pasividad, indolencia e inoperatividad de gobernantes, EL PUEBLO abre el partidor de las aguas (el muerto) y las desvía al depósito municipal.
- En mayo de 2013 Confederación incoa el expediente sancionador y el pliego de cargos contra el Ayuntamiento de Cacín por la captación de aguas del nacimiento.

Las preguntas y reflexiones que uno se hace son del siguiente tenor:

- El Ayuntamiento solicita concesión administrativa mucho antes que los señoricos en base a que desde tiempo inmemorial se ha abastecido el pueblo de dichas aguas.
- A la petición del Ayuntamiento ni caso, y la de los señoricos, efectuada dos años después, se resuelve favorablemente a pesar de los pesares ya expuestos anteriormente.
- ¿Cinco años después de la inscripción en el catálogo se incoa expediente al Ayuntamiento? Alguien ha tenido que estar chinchando lo más grande en Confederación. ¿Quién o quienes? ¿señoricos? ¿anteriores gobernantes?
- ¿Cómo accede Confederación a incluir en el Catálogo de aguas privadas dicha fuente o manantial cuando sus propias autoridades (guardas) están informando del carácter público de las mismas?
- ¿Cómo se puede incoar expediente por una captación histórica? La infracción en su caso sería inmemorial.
- Que daño se está haciendo al dominio público hidráulico al verter las aguas sobrantes al río. Así ha sido siempre; también se trataría en su caso, de un daño histórico.
- La inclusión de aprovechamientos privados en el Catálogo, no goza de protección administrativa según la vigente Ley de aguas, así lo ha declarado nada menos que el Tribunal Constitucional y el Supremo. ¿qué trata de proteger Confederación?
- ¿Puede una fuente pública tener a su vez parte privada?

Al expediente sancionador se han presentado alegaciones, tanto por el Ayuntamiento de Cacín, como por la ELA del Turro. Estas últimas gracias entre otras, a las gentes del pueblo que desinteresadamente han prestado dinero a la ELA que por tales fechas no contaba con presupuesto para pagar al abogado; y como no, al presidente de dicha ELA que en vez de arrugarse ante dicha incoación de Confederación, le ha echado un par de corajes y con seriedad, rigor, templanza, dedicación, prudencia, asesoramiento y todo lo que tiene que reunir un regidor y algo más; ha tirado del carro y está tratando de solucionar éste y otros problemas. Ya sea ante señoricos, Confederaciones, ante la Junta y ante el Gobierno de la nación si hace falta.

Gracias sobre todo y de forma especial a aquellas primeras mujeres que se arremangaron y se pusieron a recoger firmas para denunciar los hechos donde hiciera falta. Gracias a aquellas mujeres y hombres que como en la obra literaria de Fuenteovejuna, se armaron de valor y llegándose al muerto, deshicieron en parte tanta injusticia acumulada ayer y hoy, sobre un pueblo. Y digo Fuenteovejuna aunque desgraciadamente no estuviera todo el pueblo a una. Siempre sucede así. Siempre hay quien buscando una u otra excusa, escurre el bulto, esconde la cabeza como el avestruz y a ver que pasa. Es más cómodo pasar desapercibido, por si acaso ocurre algo negativo. Aunque al final este tipo de individuos puedan aprovecharse y se aprovechen por igual de los logros conseguidos por el valor y la unión de otros vecinos; y además puedan reírse y se rían de estos vecinos cuando fracasan, otra ventaja de la comodidad de no dar la cara mientras la den otros.

Gracias de nuevo a esos hombres y mujeres del Turro que pelean por lo que creen y consideran suyo, sobre todo por su dignidad como pueblo, gracias al presidente de la ELA y a todos aquellos vecinos que reconocen la labor que contra viento y marea está realizando y le apoyan. A todas estas gentes hay que mostrar agradecimiento y no a señoricos o grandes multinacionales como Vodafone.

Si no hubiese sido por todos ellos, si todos hubiésemos echo como el avestruz, hoy no tendríamos ni una gota de agua del manantial que históricamente nos ha abastecido; y encima estaríamos pagando sanciones, multas y no sé que daños a un dominio público hidráulico pero que a su vez parece ser privado, menudo follón para Confederación. O sea, estaríamos como el dicho aquel de jodidos y apaleados; o era, maricones y apaleados; o más bien, cornudos y apaleados.

Desde estas líneas pido a todos los vecinos del pueblo que ayuden, que den la cara, que hagan causa común, porque en realidad lo es, del tema del agua y de otros muchos que puedan surgir y cual Fuenteovejuna estemos todos a una, cuando cargados de razón tengamos que luchar hasta el final.

Gracias Juan Miguel; por haber conseguido que la situación a nivel de gobierno municipal haya cambiado para mejor como de la noche al día. Cualquier cacileño/turreño de bien y con dos dedos de frente, sabe que el principal mérito de dicho cambio, es tuyo. Animo y no decaigas en el empeño de gobernar con y para el pueblo. No como otros que han gobernado contra el pueblo. A pesar de todos los contratiempos, maledicencias y actuaciones cuando menos denigrantes y bochonorsas de anteriores gobernantes o su círculo familiar, no decaigas, continúa con la labor, estamos contigo, te apoyaremos.

No permitas que jodan a un pueblo y encima le cueste el dinero. No lo permitamos los turreños. Saquemos a la calle nuestra dignidad y nuestro coraje para defenderla, si fuese necesario.

Otro día hablaremos sobre la colocación de la antena de Vodafone en los depósitos del agua y sobre el uso y abuso del dominio público; de normas de convivencia vecinal.


Un cacileño del Turro, un turreño de Cacín.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

DE LA PIEDRA EN EL RÍO A LA LAVADORA AUTOMÁTICA (1ª parte)


Antes de entrar en la historia de las aguas del nacimiento de El Turro, “fuente de allá arriba” tal y como la conocemos los que ya peinamos canas y como nos la han contado nuestros mayores, es conveniente recoger, en esta primera parte, unas notas sobre la evolución de las aguas; desde un punto de vista histórico, político, jurídico y social de carácter general. Para luego, en una segunda, acometer la historia local también desde un punto de vista histórico, político, tecnológico y social pero a nivel local y de mucho menor alcance en el tiempo, un historicismo bastante mas reciente.

Distinción entre aguas públicas y aguas privadas

La distinción entre aguas públicas y aguas privadas que todavía hoy informa el Derecho español de aguas procede del Derecho romano; conforme al mismo eran privadas las aguas caídas u originadas en terrenos privados, aunque no las de los ríos y lagos situados junto a dichos terrenos privados. Este derecho romano clásico arranca con la idea de unos poderes omnímodos y prácticamente totales del dueño de la finca sobre las aguas situadas dentro de la misma, pero a través de una larga evolución, dicha idea se flexibiliza en beneficio de intereses públicos y de los vecinos del dueño de la finca, originando el conocido derecho justinianeo. Este sistema justinianeo es el que pasa a través del derecho común a todo el occidente europeo.

Durante Edad Media y Moderna en la Península Ibérica como en Europa, dichas ideas romanas conviven con el fraccionamiento feudal de la propiedad entre dominio directo y dominio útil (pleno dominio y usufructo); formas que también afectan a la propiedad de las aguas originando derechos reales. También conviven con los derechos o dominio eminente del monarca y nobles señores feudales sobre todo tipo de aguas. Con la reforma liberal y durante el reinado de Isabel II aparece la primera Ley de aguas de España (3/8/1866) que declara el carácter demanial de todas las aguas corrientes naturales así como lagos y lagunas formados en terrenos públicos.

En nuestra época democrática tanto con la Ley de aguas de 1985 como con el vigente Texto Refundido de la Ley de aguas aprobado por RDL 1/2001 de 20 de julio, todas las aguas continentales superficiales y subterráneas renovables conforman el dominio público hidráulico.

Evolución histórico-política-jurídica de las aguas

Edad Media, Siglos XII y XIII, tiempo en que todas las aguas continentales fueron privadas, tiempos de reyes y nobles feudos:
Castilla, Alfonso X, reconoce la naturaleza pública de las aguas y su aprovechamiento común; no obstante, normas reales como Las Partidas, el Sistema Ribereño y los Señoríos Jurisdiccionales, otorgan carta de privacidad a las aguas.
Aragón, Jaime I, más de lo mismo; reconoce el carácter público de las aguas pero normas como La Regalía del Rey y Los Privilegios de los Señores, otorgan la propiedad privada de las mismas.

Ilustración, siglo XVIII, Fernando VI, se inicia una política de fomento y aprovechamiento de las aguas: Instrucción de Intendentes Corregidores de 13 de Octubre de 1.749

Periodos liberales y absolutistas, Siglo XIX, tiempos convulsos:
Cortes de Cádiz (periodo liberal 1.810-1814) Fernando VII (Sexenio absolutista 1814-1820) FernandoVII (trienio Liberal 1820-1823) Fernando VII (Década ominosa 1823-1833) Regencia de Mª Cristina de Borbón (1834-1840) Regencia de Espartero (1840-1843) Reinado de Isabel II (1843-1868) Sexenio Revolucionario (1868-1874) Alfonso XII y Alfonso XIII (1874-1931).
De todo este periodo, hay que señalar que los gobiernos liberales de turno, abolían privilegios de señores y reyes (señoríos jurisdiccionales y real patrimonio) mientras que los gobiernos de corte absolutista, los restauraban.
Con la regencia de Mª Cristina tienen lugar unas incipientes competencias del Estado sobre las aguas (control y vigilancia) a través de la Real Orden de 22/10/1836; así como la abolición definitiva de privilegios jurisdiccionales mediante la Ley 26/08/1837; no obstante, mantiene los privilegios sobre aguas basados en el derecho de propiedad.
Durante el reinado de Isabel II aparece la primera declaración demanial de las aguas corrientes naturales, mediante el Real Decreto 29/4/1860; que también establece las concesiones de aguas y aumenta el intervencionismo estatal en materia de aguas. En esta etapa aparece la primera Ley de aguas (L 13/6/1866) que otorga carácter demanial a todas las aguas corrientes naturales, continuas y discontinuas, así como de lagos y lagunas formados en terrenos públicos; también recoge el uso o aprovechamiento privativo de aguas públicas sometido a concesión con amplios poderes de intervención estatal tanto de policía como de administración. Las aguas subterráneas son privadas.
Con el reinado de Alfonso XII se promulga la Ley de aguas de 13/6/1879, similar a la ley de de 1866, declara demaniales todas las aguas superficiales con la excepción de las pluviales y de los lagos y charcas que ocupan terrenos privados; se mantiene la concesión de aguas públicas con poderes de intervención similares. Se mantiene la titularidad privada sobre aguas subterráneas.

Democracia, monarquía constitucional, siglos XX y XXI:
En este último periodo se aprueba la Ley de aguas 29/1985 de 2 de agosto, que entra en vigor el 1/1/1986; así como el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, por el que se aprueba el Texto refundido de la Ley de Aguas que deroga la anterior del año 1985. También se aprueban reglamentos de desarrollo de dichas normas mediante Reales Decretos; entre otros, el RD 849/1986 que aprueba el Reglamento del domino público hidráulico (DPH); el RD 984/1988 de estructura de las Confederaciones Hidrográficas; el RD 927/1988 que aprueba el Reglamento de la Administración Pública del agua y de la planificación hidrológica. De toda esta normativa hay que señalar que establece que todas las aguas continentales superficiales y subterráneas renovables constituyen el dominio público hidráulico (DPH). Recoge no obstante, la posibilidad de que los titulares de derechos sobre aguas privadas anteriores a la primera norma (L 29/1985) puedan solicitar en un plazo de tres años, (o sea hasta 31/12/1988) la inscripción de dichos derechos en un registro público de aguas, como aprovechamientos temporales, por un periodo de 50 años; es decir, hasta el 1/1/2036; a partir de esta fecha se pierde el carácter de aprovechamiento privado y solo se puede obtener la concesión administrativa de aprovechamiento de las mismas. También ofrece otra posibilidad, la de inscribir dichos derechos en lo que la norma denomina como Catálogo de aguas privadas esta posibilidad estuvo abierta hasta octubre del 2001. Los principales rasgos diferenciadores entre inscribir en el registro público o bien, en el Catálogo de aguas privadas, estriban en que mientras el registro público es temporal (50 años, hasta 2036) acabado el periodo pierden la calificación de uso privado, el catálogo se mantiene de forma indefinida. Por el contrario, las inscripciones en el registro público gozan de protección administrativa, mientras las del catálogo no; también supone la inscripción en el catálogo de aguas privadas, la limitación de aprovechar las aguas en la misma situación que a la entrada en vigor de la ley (1/1986) cualquier cambio (aumento de caudal, obras, etc.) supone la solicitud de concesión administrativa por todo el aprovechamiento.

Notas aclaratorias con alguna definición de conceptos y principales diferencias entre la legislación anterior y la actual en materia de aguas

Son bienes de carácter demanial, aquellos que son de titularidad pública, afectados al uso general o al servicio público. Quiere esto decir que son de todos; aunque claro está, su uso, disfrute y forma de prestar el servicio, corresponda al Ayuntamiento, Comunidad Autónoma o Estado en función de la titularidad y competencia; así las calles y aceras públicas, la escuela, el alumbrado público, los parques y jardines públicos, el servicio público de transportes, la sanidad pública, el dominio público hidráulico, etc., etc.; son bienes de dominio público.

El señorío, en su época, supone el dominio hereditario sobre tierras y personas que allí habitan. Es dado por el Rey a nobles o clérigos como pagos o recompensas por servicios prestados. Similar al feudo, el señor acumula jurisdicción, rentas y propiedades. Es una institución propia de la Edad Media y la Edad Moderna en España, desaparece en las Cortes de Cádiz con la reforma liberal a principios del siglo XIX. Hay que distinguir varios tipos de señorío:
El señorío territorial, en que el señor está vinculado a una tierra que, o bien trabaja de manera directa con sus siervos, o bien cede a campesinos a cambio de unas rentas, ya sean en dinero, especie o trabajo.
El señorío jurisdiccional, en virtud del cual el señor tiene una serie de prerrogativas de tipo judicial y político, que son una fuente de poder (nombra a las autoridades locales, ejerce la justicia, cobra tributos).
El campesino sujeto a señorío territorial era un siervo sin libertad personal, mientras que el que solo lo está a un a un señorío jurisdiccional es un vasallo del señor. El grado de sometimiento al señor varía en función de la época, del territorio y del tipo de señorío.
El Feudo obligaba a los vasallos a ser fieles a los señores feudales, era un tipo de contrato con prestación personal de por vida y además transferida a herederos; mediante el cual nobles, soberanos y grandes señores concedían tierras o cualquier tipo de bienes a sus vasallos a cambio de que éstos y sus descendientes les prestasen servicios y les jurasen fidelidad
El derecho de usufructo sobre un bien, otorga la posibilidad de disfrutar del mismo; así el que tiene el usufructo sobre una finca tiene derecho a disfrutar de los bienes de la misma, por tanto el propietario no tiene el pleno dominio, sino lo que se denomina la nuda propiedad. Junto con otras figuras como el derecho de superficie, las servidumbres, tanteos y retractos, hipotecas etc., constituyen los llamados derechos reales.

Con anterioridad a la Ley de aguas de 1985 y al Texto Refundido de 2001, la propiedad de las aguas subterráneas, las pluviales y las procedentes de manantiales iba aneja a la propiedad de los terrenos en que se alumbraban o discurrían; aunque la ley de aguas de 13/6/1879 ya establecía en su artículo 11 que “si transcurridos 20 años a contar desde el día de la promulgación del la ley de 3 de agosto de 1866 (anterior ley de aguas) el dueño del predio donde naturalmente nacen unas aguas no las hubiese aprovechado, consumiéndolas total o parcialmente de cualquier modo, perderá todo derecho a interrumpir los usos y aprovechamientos inferiores de las mismas aguas, que por espacio de un año y un día se hubiesen ejercitado”.

En la actualidad y después de un periodo transitorio para legalizar de una u otra forma el aprovechamiento, que no el título de dominio o propiedad, de dichas aguas calificadas como privadas por la legislación anterior a la ley del año 85, todas forman parte del Dominio Público Hidráulico. Quiere esto decir que a partir del año 1985 sólo se consideran aguas de dominio privado los cauces por los que ocasionalmente discurran aguas pluviales en tanto atraviesen desde su origen, únicamente fincas de propiedad particular. Esta es una de las principales diferencias, que las aguas subterráneas y las de manantiales pasan a ser demaniales, a formar parte del DPH; aunque se pueda reconocer e inscribir en el Registro de Aguas del Organismo de Cuenca, una concesión administrativa, un aprovechamiento privativo temporal, o el aprovechamiento de aguas calificadas como privadas por la ley de aguas de 1876. Una cosa es el posible uso o aprovechamiento privativo y otra la titularidad, el dominio o propiedad de las aguas.

Fijaos ¡ojo al dato! que desde el 1/1/1986 (fecha en que entra en vigor la ley de aguas 29/1985 de 2 de agosto) sólo tienen dueño las aguas de lluvia, además con la condición de que los cauces que originen atraviesen únicamente fincas privadas. Y nos decía a los turreños la destituida alcaldesa socialista: “ya se quien es el legítimo dueño de las aguas del turro”. Cuan atrevida es la ignorancia, y ella adolecía de las tres clases existentes según Albert Einstein: 1ª) no saber lo que debiera saberse. 2ª) saber muy mal lo que se sabe. 3ª) saber lo que no debiera saberse.

Otro día, que será pronto, para no perder el hilo, seguiremos con la segunda parte de la piedra y la lavadora, será menos tostón y más interesante, pues irá como señalé al principio, a la particular historia turreña. Reflexiones incluidas.


Un cacileño del Turro, un turreño de Cacín

domingo, 1 de septiembre de 2013

La insoportable levedad de ser vecinos de primera y segunda, que nunca resignados. De no tener fiestas a tenerlas, mejores o peores pero festejos al fin y al cabo. Y es que, en uno de los plenos municipales del consistorio anterior, informó la alcaldesa que en el pueblo de Cacín había fiestas municipales para el año en curso, pero en el pueblo de El Turro no íbamos a tener. La razón, tan razonada, que en Cacín existía comisión de fiestas, ajena al ayuntamiento y al partido que lo gobernaba (tan ajena que dimitió tras la moción de censura) según palabras de la propia alcaldesa, y en El Turro no existía tal comisión. Se le solicita a la edil que forme también una comisión de festejos para nuestro pueblo y la razón que esgrime, tan razonada como la anterior, es que ella no iba a pedir en nuestro pueblo casa por casa cuando la gente de El Turro no la apreciaba. Los afectos y desafectos generalmente suelen ser mutuos, la señora alcaldesa nos quería tanto para los festejos del 2011 que no podía dejarnos sin paella, y la tuvimos, por cierto muy rica, y tres días de fiesta. Para el 2012 ya nos quería algo menos y nos quedamos sin paella y con solo dos días de festejos (si Cacín tuvo tres días y paella lo ignoro). Y para el 2013 la querencia estaba tan menguada que hasta sin fiestas íbamos más que apañados. La discriminación es obvia. Y casi ilegal cuando en los presupuestos para 2013 se recogía tanto una partida para festejos en El Turro como otra para Cacín y que yo sepa no se produjo una modificación presupuestaria. Parece mentira pero es bien cierto. Y que tenga que venir una moción de censura para hacernos iguales, ¡qué pena más grande! Si a causa de la crisis había de suprimir las fiestas lo razonable y lo justo es que se suprimieran en los dos núcleos de población. Yo no me trago que con dos rifas y lo que aporten los vecinos se costeasen las fiestas de Cacín, ni las de El Turro, vamos. El presupuesto estaba aprobado, ¿en qué iría a gastar el presupuesto de festejos de nuestro pueblo? En fin, los quereres, la falta de práctica, los errores, los malos consejos… ya poco importa.

Leo que no tengo ovarios, que soy cobarde, que fisgoneo en los feisbucs, que estoy locamente enamorada, que me entrometo en vidas ajenas y que defiendo, como una leona al que hoy es el que rige la ELA (ya no soy él, ahora me otorgan la identidad de su legítima, ni tan mal, parentesco de primer grado, a compartir cama, mesa, mantel y ¿sueldo?). El valor testicular y ovárico es de todo lo que me esperaba de estos críticos políticos, lo mejor sin duda. Menuda suerte que al escribir no se me note ese valor tan visceral que ellos ostentan y presumen.

¿Cómo puedo yo defenderme, ni defenderles, ni intentarlo siquiera con el señor Garrido, (me limito a dejar bien vapuleadas sus acusaciones), cuando el señor de ideología purísima dice que el tema del manantial fue politiqueo para poner a una hermana en contra de otra y lo del agua era lo de menos y que lo importante era quitarle a su cuñada el ayuntamiento? Eso sí que es amor, el amor incondicional que nos deja medio atontados y viviendo una irrealidad novelesca, con victimario sufridor, noble y filantrópico por una parte y por otra una multitud de villanos, crueles, levantiscos, desagradecidos, etc. (aquí habría una lista interminable de todo lo peor que puede albergar la mezquindad humana, porque ya me dirán si querer destrozar al amor fraterno no es de desalmados). Y yo me pregunto: ¿Todos los que firmamos, todos los que denunciamos, todos los que nos reunimos allí para devolver el agua a las fuentes públicas, todos los que nos desplazamos a Cacín pidiendo en un pleno nuestro derecho al agua, todos los que pusimos dinero para pagar un abogado o solo el sinvergüenza del presidente, que quería poner una planta embotelladora y la “zorra” de su mujer? (ya me extrañaba a mí que se hubiese saltado la señora virtuosa ese piropo).

La posibilidad de estar en el ayuntamiento se la quitó su asamblea local, de hecho ni aparecía en las listas que
elaboró su partido para las municipales 2011, sus razones tendrían. ¿Todo esto fue un complot a tres años vista de la mayoría de los vecinos orquestados por el señor Garrido? ¡Sublimes y geniales ambas afirmaciones y acusaciones, pero desgraciadamente indefendibles! ¿El derecho de los vecinos al agua es politiqueo para ganar unas elecciones? Cuando hemos subido al manantial a reivindicar el agua estábamos gentes de todas las ideas políticas ¿Qué defensa necesitan estas acusaciones? Son, como todas las demás, tan pésimas, que se desestiman ellas solas. Ya ven ustedes, perder el juicio. El sumarísimo juicio.

La sustituta del Guadalinfo, contratada a dedo (ni convocatoria pública legal, ni tan siquiera un folio pegado con fixo en un “portón particular”, ni para nadie del pueblo éste o aquel, para ella solita la convocatoria) continuó la sustitución pese a la reincorporación del trabajador adscrito al servicio, duplicando por tanto sueldo y seguros sociales, que ya como no era sustitución por maternidad no estaban subvencionados, en el caso de que fuera ese tipo de contrato, que vayan ustedes a saber. Igual pasaba con otro sustituto también colocado a dedo (que cuando entró a sustituir su mujer ejercía de secretaria del ayuntamiento) y que se nos quedó fijo en, no sería por su buena administración. Miren que manera más bonita de abrir la puerta de atrás de la administración pública para que unos sustitutos se queden como fijos y otros sigan sustituyendo pese a la reincorporación del trabajador en baja, y si no es por la denuncia de la situación de los concejales en la oposición igual continúan, a saber. ¿Y esto es meterme en vidas privadas, como dice el señor ideológico? Si esto no es una malversación de fondos públicos a parte de un descalabre ideológico como un templo entonces será un arroz con leche con mucha canela, si se les atraganta que lo hubiesen cocinado menos espeso. De cobarde no tengo un pelo, lo digo todo bien clarito y donde puede comprobarse. Escribir bajo un seudónimo en internet no es ante un juez una puerta cerrada, ni es un servidor ubicado en Singapur. El valor no son los órganos sexuales que tanto exponen algunos, el valor es no mentir, no insultar, no dejar acusaciones estúpidas en el aire, ese es el valor que tengo, el de la realidad que puede ser documentada y testimoniada, evidentemente molesta mucho. Es bien diferente hacer juicios de valor juzgando hechos ya acaecidos y comprobables, que hacerlos sobre futuribles y cuentos que en nada intervienen en la buena o mala gestión municipal. Me da risa cuando leo la imposible compra de un tanatorio en Láchar, como si cuenta la compra de la cueva de la Macaca, menuda crítica de gestión política. ¿Se nota la sutil diferencia? Su particular crítica de la gestión política ya les viene de antiguo, de cuando el señor Garrido era un simple concejal, de cuando la ELA ni estaba ni se la esperaban, una crítica a la gestión política que basaban en que el señor Garrido no es autóctono turreño, (debe ser transgénico), y por tanto, como no conoce al personal, no puede ser alcalde, la crítica a la gestión política la basaban en el supuesto de una planta embotelladora (Dios quisiera y quitara algo de paro), la basan en que el señor Garrido pretendía la presidencia de la ELA para ponerse sueldo. La crítica política la basan en que por informaciones de Nosequien, el presidente, es un payaso, un caradura y un sinvergüenza. La crítica política la basan en el futurible incremento de los impuestos que ellos saben muy bien que se va a producir en el pueblo…etc. Ya ven la crítica de la gestión política que hacen.

¿Entro yo en vidas privadas? Nada de nada, sencillamente porque me interesan nada, sencillamente porque hasta ahí me llega la consciencia y la conciencia. Sí que hablo de dinero público e intereses públicos. Es interés de los vecinos conocer en qué forma se han gastado los fondos públicos que tenían y los que no tenían cuando nos dejan una deuda 400.000 euros que ya estamos pagando todos, ya que nos quitan del presupuesto una parte para ir amortizándola, es interés de los vecinos saber que la concesión de las aguas del manantial o su inscripción en el catálogo de aguas privadas fue posterior al corte que padecimos en las fuentes públicas, es de interés de los vecinos conocer la pasividad y aquiescencia de los que debían mirar por nuestros intereses ante tales atropellos... A ver si son tan explícitos como yo a la hora exponer realidades que puedan ser testificadas al decir que van a hablar de mi familia o de familia de ustedes, o de la familia de quien sea. Vaya manera estúpida de amenazar, que hablen o escriban de quien les venga en gana, allá ellos con su responsabilidad, con su vergüenza y con sus órganos seminales.

Mi familia, como tal vez las suyas (y en tiempos afortunadamente pasados), seguro que no les quedó otra que “desboinarse” y tratar de don a los señoricos, que para eso eran los amos y los ricos. Tratar de don y desboinarse ante cualquier otra autoridad, civil, militar, sanitaria o religiosa, ¡qué malos tiempos les tocó vivir!, tiempos de sumisión y pobreza infinita, posguerra y dictadura. Cuando una hogaza de pan tenía el valor o más de un día entero de duro trabajo. Si no tenías tierra, no tenias trigo y a pasar hambre. Cuando no había seguridad social, sin asistencia sanitaria, cuando morir del dolor miserere, de una simple gastroenteritis o de un parto estaba a la orden del día, cuando desayunarse para ir a misa a comulgar o no llevar la cabeza cubierta con velo era pecado. No he sufrido hambre, al menos de pan, pero me duele esa escasez antigua como si ahora mismo la estuviese padeciendo. Mi familia seguro que trabajando de sol a sol, primero serían esclavos, después siervos de la gleba, más tarde jornaleros, temporeros, emigrantes; analfabetos sometidos y sumisos, que nada somete más que el hambre de pan y de letras. Apenas echando los dientes y ya trabajando de porqueros, de gañanes, de yunteros…por la comida. Esa es la historia de mi familia y por tanto la mía. Y si los míos, que son muchos, gozaron algún periodo de abundancia, de trabajar la tierra propia, de lucir caballo, sombrero, pelliza con cuello de piel, guantes de cabritilla,… vestido y tules de novia, viaje de lo propio, reloj de oro, buena casa, gramola y vajilla de loza fina adornando las cristaleras de la alacena…no voy a ser tan tonta ni tan miserable como para creerme por encima de nadie, mucho menos por encima de los que triste y dolorosamente (que también son muchos y también son míos), se vieron obligados a despojarse de la boina o del sombrero de paja, y lo que es peor, de otros que ni para calmar las punzadas del hambre les llegaba mucho menos para lucir boina. Me van a contar a mí la historia social del trabajo en El Turro, a mí precisamente, que sé sobradamente lo que es recorrerse un olivar de rodillas, como obligado penitente, recogiendo aceitunas a destajo, a los kilos, y de paso dejándose las uñas en la dura tierra helada… y eso en tiempos de abundancia de comida, en tiempos en que podíamos asistir a la escuela, en tiempos en que teníamos esperanza. De ahí para atrás ya saben, albarcas y peales, capacha con mendrugo y tocino, espalda doblada segando o arrancando matas de garbanzos o yeros, partiéndose el espinazo cavando a pico y pala en la construcción del canal. ¿Independencia en aquellos tiempos? Es ahora, con internet y todo y haciendo dieta por gordos/as que seguimos tristemente dependiendo de lo poco que nos dejan los olivos o los cuatro cachillos de tierra que seguimos labrando, de los cuatro peones, del dinero del paro (rezando para que no lo quiten) y de las firmas que nos puedan poner, de pensiones con complementos a mínimos, o ¿de qué leches vivimos la inmensa mayoría? Trabajo independiente dice, una entelequia hoy por hoy en el pueblo, ya me contaran ustedes hace 60 ó 70 años, o en vida de Juan Creus, independiente entonces era quien tenía tierras.

Yo fisgoneo en internet todo lo que me viene en gana, hasta ahí podríamos llegar. Voy como por el campo, entrando en toda propiedad que no está alambrada, estaría bien que le pidiera una solicitud de amistad y le enviara un jamón a cada dueño de cada finca por coger tres espárragos y un puñadillo de collejas. Si le molesta, que privatice su feisbuc y santas pascuas (igual consigo seguir moderadamente feliz sin los consejos y las sentencias de las epístolas que me dirige). A lo de fisgona me apunto, me camuflo con las rayas del sofá de casa para meterme en faces ajenos sin que me vean, o me cuelo por sus chimeneas, o salto por las ventanas o fuerzo las cerraduras de sus faces, ¡vamos, una cosa más que fea, horrorosa! De lo que adolezco es de la hipocresía necesaria para leer y después decir: “me cuentan”, “me han contao” como el que pasa del asunto y realmente no pasa ni medio milímetro. Afortunadamente ni me ensanchan los elogios ni me disminuyen las críticas. Que el señor vocal dice que no sé leer, perfecto. A mí me da que él tampoco sabe muy bien escribir, que una cosa es juntar letras y otra saber expresarse. Al vicio de no saber leer se le suma la virtud de no saber escribir, ya ven. Que dice que soy Marujilla, error. Marujona, profesional seudodependiente, con IRPF (21%), si fuese inspector de hacienda podría comprobarlo. De memoria anda flaqueado, el vocal Vargas, concretamente dijo que debíamos callarnos y poner buena cara, que relea lo que escribe, que yo puedo quedar muy perturbada si lo hago, que no turbada. Ahora recuerdo que nos contó menuda milonga de su contrato municipal para el tema del mantenimiento del agua. Que si tuvo que hacer unos cursos costeados de su bolsillo, el coste del desplazamiento para su realización a Granada (su preparación exquisita y única sería indispensable para ser contratado, como así fue, los demás todos desestimados, que para algo sirve ser vicesociOlisto), del escaso desempleo que le quedó… una serie de desgracias sin límite. Debían ser unos cursos exclusivos que por entonces solo le requerían a él, porque ahora el agua se sigue manteniendo y el curso lo impartió la propia empresa que nos controla la calidad del agua y creo que tan solo duró una mañana o una jornada completa, ya que el agua llega al pueblo previamente tratada no habrá que hacer un doctorado en química para analizarla y clorarla. Se impartió en el pueblo y asistieron todos los que desearon y gratis para todos. Si es feliz el señor vocal, pensando que me turban sus comentarios, quién soy yo para quitarle ese placer, que le aproveche. Como vocal de la ELA, me interesa mucho lo que dice, se ve que no pide consejo a “los que le respaldan” cuando habla del cobro de impuestos, por ocupación de vía pública y por la prohibición de música en la terraza del bar, como venganzas políticas, tamaña cosecha solo puede salir de una sola nuez.
Escribe, el señor vocal que las fiestas este año han estado muy politizadas, puede ser, pero al menos no ha existido una mesa reservada, el día grande y con la verbena a tope, hasta que se dignasen a aparecer las autoridades políticas gobernantes, aunque faltasen mesa y sillas para otros vecinos que se mantenían en pié y a quienes prohibían los camareros ocupar esa mesa, ¡qué buen detalle!, el primero y el segundo digo. Tampoco recuerda el año de bochornosa memoria, eso sí que estuvo politizado, cuando el gobierno municipal sociOlisto se cargó la comisión de fiestas acusándoles incluso de ladrones, vaya memoria flaca. Los precios de la bebida en la verbena este año mucho más baratos que otros años, igual por eso hubo menos botellón, detalle que se le pasó al señor Vargas. Y las noches de la semana cultural… cine y teatro al fresquito. Y dos noches de TURROCK formidables… ¡préstenme una boina que voy a quitármela y lanzarla al aire!

Cosas más raras, ¿verdad? Por ahora funciona el desgobierno de El Turro, pese a quien le pese. Mañana ya veremos. Por cierto, en el panfleto (sigo esperando el siguiente) nos contaba el grupo socialista de los logros conseguidos, entre estos el programa OLA para los colegios, digo yo que la alcaldesa Ramírez solo lo pediría para el colegio de Cacín porque para el cole de El Turro nada, rien de rien, y el año académico a puntito de empezar. Nos dejó bien preparadita la escuela la señora Ramírez, pero solo en el panfleto. Muy típico, ¿verdad? ¿Miedo a que suban los impuestos, el recibo del agua y a la deuda que tenemos no hay miedo? Ya se verá, por ahora tenemos contadores que marcaban menos de lo que la familia ha pagado en el recibo, otros que marcan tan por encima de lo que ha venido pagando el usuario como si hiciera años que no le toman lectura, otros averiados desde no se sabe cuando. Realmente la situación que padecíamos era de pánico… ya estamos acostumbrados.

La cita, que no podía faltar:
“La diferencia entre un valiente y un cobarde, es que un cobarde se lo piensa dos veces antes de saltar a una jaula con un león. El valiente simplemente no sabe lo que es un león. Solo cree que lo sabe.”
No recuerdo de quien es la cita, siquiera si la he redactado tal como es, como reflexión sobre las bravuconadas me sirve igualmente.

Mucha salud y mucha suerte para todos.

Alquimista Impaciente

lunes, 29 de julio de 2013

Hay que ser muy de izquierdas, muy inteligente, muy cívica, muy educada y sobretodo muy pacífica para poner a los vecinos de escoria, de flojos, de mantenidos, de indefinidos sexuales, de nómadas (¿nómadas?, esto será retórica literaria), de delincuentes, de criadores y consumidores de plantas prohibidas, de morosos y de deudores. Hay que serlo, y en una cuantía superior, para acusar de delitos, para cuestionar la laboriosidad, la moral y hasta la libertad sexual de los vecinos. Todos estos piropos me dicen que han salido de la mano de Blas Piñar (político de ultraderecha) y me lo creo, pero ¿de una vecina tan de izquierdas y que nos acusa de fachas….? Imposible. Para colmo acusa al señor Garrido de meterse en vidas ajenas ¿por pedir que paren la música de la terraza de un bar y pretender cobrar impuestos por las mesas que ocupan la calle o por sancionar a quien vierte escombros donde no debe? Miren ustedes que vida tan privada es esa, a la vista de todos los vecinos. ¿No sabe la mujer que una de las potestades del presidente es hacer que se cumplan los reglamentos y sancionar su incumplimiento? ¿Ahora precisamente desconoce lo que significa autoridad? Si el cinismo fuese una virtud ella iría bien sobrada. Ella, que precisamente no entra en la vida privada de nadie, pretende dar lecciones de las potestades que descuida el señor presidente al respecto de sus votantes y simpatizantes: ¿Acaso es potestativo del señor presidente vigilar con quien me acuesto o con quien me levanto en mi propia cama? ¿Tiene que vigilar si lo que me fumo en mi casa es picadura de tabaco, de maría o caca de perro? ¿Me mata si no trabajo y si trabajo me mata? ¿Tiene que investigar si debo aún hipoteca o si debo un buen pico en la tienda del pueblo? ¿Si me mantengo del aire o si me mantienen a base de langostas thermidor? ¿No puede, el facha del presidente, saludarme, menos hablarme o juntarse conmigo porque prevaricaría? (Ya ven el arte y el tiempo que me gasto en decir tontadas, pues aún así me superan con creces).
Hay que tener las credenciales sin mácula para decir del presidente de la ELA que es un payaso y un caradura porque Nosequien dijo en Nosedonde Nosequecosa (me cuenten donde nos enteramos de su verdad esa o igual el alto concepto de sí mismo que tiene hace de su verdad dogma de fe). Hay que tener la ideología a prueba de bombas nucleares para aseverar que el señor Garrido es un comunista “de pan mascao”. Y me planteo yo: ¿qué hizo este juez con su santa ideología cuando contrataron a dedo a su hija en el ayuntamiento?, sin sacar la sustitución a convocatoria pública, los méritos aportados ser la sobrinísima de la alcaldesa, así se autodenominaba en los medios de comunicación, la alcaldesa peluquera. Esa ideología le parecerá perfecta, es la suya, ¿y no es esa la del propio interés del bolsillo? Y dicha contratación no me la ha contado Nosequien en Nosedonde, esto lo dijo la señora Ramírez respondiendo a la oposición (que preguntaba por los contratos existentes) y está recogido en acta plenaria, supongo que a la disposición de todos ustedes. Es normal que el señor de ideología intachable sienta tanta inquina hacia el señor Garrido, gracias a los concejales en la oposición por aquellas fechas nos enteramos de quien trabajaba en el ayuntamiento no ya metido a dedo, incluso duplicando puestos de trabajo y salarios, como era este caso y por tanto dar finiquito a la situación irregular. Así funcionaba el nepotismo. No me queda más que pensar que la ideología, tan auténtica y genuina de este señor, que es capaz de medir la maleabilidad ideológica de otro, es más “mascá” todavía, es casi “regurgitá”. No es solo una “marraná”, palabra que tanto aprecia, además es una ilegalidad como un templo (nunca del trabajador, sí del cargo público que contrata en fraude). ¿Cuánto vale esa ideología o hipocresía? Ahí queda reducida su santa ideología, tan buena, tan pura, tan auténtica, tan de izquierdas. Y les voy a decir más: Ante “marraná” que nos hizo la señora condesa consorte, su cuñadísima, apoyada por su otra cuñadísima, la alcaldesa, (porque, a ver ¿qué hizo ésta ante las protestas de los vecinos, ayudarnos, ver qué pasaba en el repartidor con el agua, o decir que no sabía qué pasaba, o que era culpa de un pozo que había abierto un vecino o que el agua ya tenía dueños? Y el título nobiliario tampoco me lo ha contado Nosequien, lo leí yo misma en el BOE por pura chiripa hace ya años), a este señor de ideología auténtica le parece muy gracioso que los vecinos luchemos por el derecho que tenemos al agua del manantial, porque somos tan tontos que muchos ponemos dinero para contratar un abogado que nos diga los botijos que podemos llenar. Ya ven, una ideología tan proletaria como para que se crezca en ella. Por cierto, cuando nos dejaron los caños secos, abril o mayo de 2008 aún ni tenían concesión del agua, ésta fue después, ya habíamos recogido firmas los vecinos y con registro en el ayuntamiento y denuncia ante la autoridad, exactamente en diciembre se la concedieron (lo dijo el presidente en una asamblea vecinal). Estar de parte de los intereses familiares es muy legítimo, pero no es muy ideológico reírse de los intereses igual de lícitos de todo un pueblo que mayoritaria e históricamente ha votado a IU.
Ya ven ustedes, una ideología que bien mirada significa beneficio particular, nada de general. Muy propia, vamos. Igual necesitaríamos todos de esa clase de ideología media docena que tenemos mucha familia en el paro.
Las Asambleas Vecinales están abiertas a todos los vecinos, qué bueno sería que asistiéramos todos, que preguntásemos, que protestásemos, que nos informasen, pero para algunos parece que es más efectivo lanzar preguntas, protestas y denuncias al espacio cibernético (¿para solucionar los problemas del pueblo por internet?), igual algún microchips se digna a contestarlas.
Quien desee comprobar lo caradura, lo payaso, lo pésimo comunista que es el señor Garrido que asista a los plenos y a las asambleas vecinales, allí comprobarán a que se dedica y lo que le preocupan los dislates de los que se dedican a difamarle, por oral o por escrito. Me consta que muchos de ustedes le conocen ya bastante bien. Que se equivoque y meta la pata un tonto, un payaso, un caradura, un sinvergüenza y con él todos los tontos de sus votantes es lo más lógico (y está por demostrar), pero que yerren los que tienen mucha inteligencia, mucha laboriosidad, mucha vergüenza y mucha ideología, los amos sociOlistos del cortijo, eso no tiene perdón ni explicación, (y bien que lo hemos comprobado, ocho añitos y dos más nada menos), cuánta capacidad y que rematadamente mal ejecutada.
La aberración que les supone, el presidente de la ELA, a los de ideología intachable no viene a raíz de la moción de censura, tan siquiera de la aprobación de nuestro pueblo como entidad local, es a priori de todo esto, se ve que conocían bastante bien lo que pensábamos la mayoría de los vecinos del pueblo del anterior gobierno y del señor Garrido. Temían perder sus privilegios. A pesar de su mayoría simple se pensaban o nos pensaban tan tontos como para poder seguir haciendo su santa voluntad, (que le pregunten a los afiliados y a los votantes de Izquierda Unida de El Turro que les ha parecido la moción de censura, que pregunten a los vecinos de El Turro que les parece la contratación a dedo sin convocatoria pública, que le pregunten a los que están trabajando si ha sido a dedo por ser parientes o amigos del presidente). Eso es lo verdaderamente importante en un político, que los votantes le conozcan bien, tanto para elegirlo como para mandarlo a la porra cuando no interese, ¿o lo importante es que el señor presidente sepa de mis titulaciones académicas y adjure de mis inclinaciones sexuales, de mis deudas, de mi vagancia… ?
Parece que por fin se han enterado bien, ¿o no?, que está prohibido poner música en una terraza, a ver si se enteran ahora de que la ocupación de la vía pública conlleva el pago de unos impuestos, si les parecen excesivos para su volumen de ventas que reduzcan los metros ocupados, o que trasladen las mesas al solar vacío que tienen justo al lado (¿no les da la terraza para pagar impuestos y sí para una cocinera y música en directo?). Yo inocentona, a más no poder, me pensaba que pagaban estos impuestos. Imposible que en el cortijo los sobrinísimos pagasen. La ideología ante todo. A ver si también se enteran que durante las fiestas del Corpus en Granada los vecinos que viven al lado del ferial se tragan una semana enterita de música y jaleo, pero pasadas las fiestas a ver qué local se atreve a poner música en su terraza, lo digo para todos aquellos que se sientan molestos con las fiestas del pueblo y están pensando en llamar a la Benemérita para quejarse (claro, que eso jamás, a la Guardia Civil solo la llaman los fachas, según dicen. (Confieso que siento afecto por el cuerpo de la Benemérita, igual se debe a que mi primer pretendiente era picoleto, ¿invalidará eso mi ideología?).
La república bananera de El Turro ha llegado a su fin. Estamos integrados en un municipio, con sus ordenanzas. Integrados en una comunidad autónoma, con sus leyes y en un estado democrático y de pleno derecho. En un estado de derecho prevalecen las leyes por encima del arbitrio de los gobernantes, y a la par es garante de las libertades y derechos de los ciudadanos (al menos eso dice la teoría). Con lo que vengo a deciros, ya que es el tema que ha provocado los piropos que nos brinda la vecina y de algunos más (parientes varios y hasta un antiguo alcalde con las miras tan amplias que hasta divisaba ovnis, y que para colmo fue el artífice de la ordenanza de ocupación del suelo público, si ahora resulta carísima imagínense en el año 99 cuando se publicó, un fuera de serie, sin duda) que a las leyes se someten todos los ciudadanos, los que tienen un negocio, los vecinos que soportan las molestias de este negocio y por supuesto el presidente de la ELA. De todos es el derecho a que se cumplan y el deber de cumplirlas, de algunos el deber de hacerlas cumplir. No estaría nada mal que miraran el caso del alcalde de Deifontes, imputado por permitir que un bar molestase a los vecinos con su música, búsquenlo en internet, es un buen ejemplo.
Una ley autonómica prohíbe taxativamente la música en el exterior o en el interior si no está debidamente insonorizado un local (la sensibilidad auditiva de los vecinos ha de prevalecer, según los legisladores de la Junta, por encima de la ambientación exterior de un bar), de su ámbito de aplicación no queda excluido El Turro, ni mucho menos la Plaza del Horno. Así que ni se la ha inventado el presidente de la ELA para fastidiarles, ni el desconocimiento de una ley exime de su cumplimiento, y tampoco como asegura el señor vocal Vargas es una venganza política, ¿hacer valer una ley o un reglamento es una venganza política? Por las mismas ¿permitir e incentivar que una ley o un reglamento no se cumplan sería un abuso de poder y un delito para el señor Vargas? Hay que ser más diligente y después opinar con conocimiento de causa, que no es un mindundi como servidora, es cargo público el señor, nada más y nada menos. Si durante muchos años los alcaldes les han permitido molestar a los vecinos con la música a toda caña, sepan todos ustedes, que han incurrido en un presunto delito tanto el dueño del establecimiento como los ediles. Y de la ocupación del suelo público debe existir una ordenanza (debe estar publicada en el BOP), y si ninguna otra ordenanza la ha derogado, de no aplicarse se ha vulnerado la normativa municipal, que aunque de rango inferior a la ley, tiene igualmente obligado cumplimiento. Si el presidente la incumple ya tiene el señor vocal otro motivo para demandarle (por si le faltan argumentos legales). Si a los propietarios de los bares no le cobran impuestos por ocupación de vía pública… mañana mismo mando que me hagan un sombrajo con cuatro palos a la puerta de mi casa para cobijar del sol el coche o paso de pagar el IBI, y si me pide explicaciones el señor presidente le digo: “yo llevo toda mi vida trabajando sin meterme con nadie, cóbreselo usted a los que no trabajan, deben y encima le votaron”. Qué cosa más lógica y más bonita, ¿verdad?

L a opinión que más me interesa es la del señor Vargas (vocal del pueblo y vicesecretario de la asamblea local de su partido). Me interesaría mucho saber qué piensa acerca de las palabras que nos dedica la virtuosa vecina: escoria, vagos, mantenidos, delincuentes, deudores, morosos, indefinidos sexuales… pero no se ha pronunciado. Menuda papeleta si se pronuncia a favor y le da la razón, mejor hacerse el loco. Tiene gravedad que esta señora nos acuse de delitos, que llegue a cuestionar nuestra libertad sexual y se ría de nuestra deuda (¡con los tiempos de desempleo que corren y de escasez monetaria que hay!)…. ¿No le parecerán, al señor Vargas, insultos contra la honorabilidad y respetabilidad de vecinos que votan a quien les place? ¿No hizo juramento o promesa el vocal de la ELA de guardar y hacer guardar la Constitución? Pues para mí, como poco, se está vulnerando al menos uno de sus preceptos, y de los importantes. Me voy a guardar la lista de los principios inmorales que nos achaca la educada vecina sociOlista por si se repiten los resultados electorales de las pasadas municipales, así los rojos tendremos otra para saber con quien pactar, por si nos faltan razones. ¿Quién dice, el señor vocal, que provoca enfrentamientos y malestares? ¿Los delincuentes, los vagos, los endeudados (ya ven si debemos que según manda el señor vice debemos hasta de callarnos), los inmorales? Si es que somos más malos que la peste y ellos tan buenos, y tan santos que deberían posar sobre peana. ¿Quién provoca, por escrito aparte de lo que envía el turreño-cacileño, creo que solo yo, o es que las verdades duelen como si las gritase un ejército a coro? A ver si ustedes me leen cosas como: me han contado, me dijeron… No dejo acusaciones en el aire, cuando acuso, cuando juzgo, cuando opino siempre hay donde verificar mis comentarios o un montón de vecinos que pueden dar testimonio. Igual a los comentarios que hacen los vecinos, y se han hecho desde que gozamos de democracia, en la Moncloa Turreña les llama provocaciones, la libertad de expresión es una provocación para el señor vocal. ¿Y lo que él hace qué es, y lo que hacen sus correligionarios qué, elevar una plegaria por la reconversión de todos los deudores, delincuentes, indefinidos sexuales, flojos, comunistas-fachas, que al cabo somos la mayoría absoluta que ha puesto al señor Garrido donde está? Parece que la balanza la tiene un poco trucada el señor vocal. Y hablando de las “tajás”, ¿acaso no le consta al señor vocal que los tiempos del faisán pasaron y ahora solo quedan plumas? Muchas plumas y mucha deuda.
Si hemos decidido, por mayoría absoluta, que nos gobierne “un sinvergüenza (¿más que la media de todos los que nos han gobernado?), ladrón (¿habrán visto su certificado de penales?), caradura (mala costumbre andar palpando caras ajenas con lo cerca que tienen la propia), aletargado (ya les convendría que llegase otra edad del hielo, y que volviera a hibernar) sufridor de picores (al menos a él no le ha colocado a dedo su tía en el ayuntamiento, eso sí que es para dar picores en el órgano donde se albergue la ideología), merecedor de lo que tiene (¿apoyo o desapego popular?), un payaso (de la gracia que precisamente les hace a ellos), un tonto (si, si, muy tonto, de remate), un forastero (de Groenlandia lo menos debe ser), un facha disfrazado de rojo (¿o un rojo disfrazado de facha?), un charlatán (me pasa con él como con mi loro, me parece inteligentísimo todo lo que dice)” AY, qué pena…menos mal que solo es por dos años! Yo me planteo: O somos muy tontos o muy masoquistas o fue mucho peor, que todo eso, quien nos gobernó en El Turro hasta 2011. (Llámame tonto y después pídeme el voto).
Si elegimos a Juan Miguel por desconocimiento de su necedad e incapacidad, o porque somos unos desagradecidos, tenemos perdón. No creo que nos hubiese ido mejor si hubiésemos votado a una candidata a quien tampoco hemos evaluado su coeficiente intelectual, que tampoco nos presentó un máster en gestión económica y organización municipal, y que tampoco es de turreña. Si el señor Garrido no hubiese apoyado la moción de censura y gobernara en la actualidad la señora Ramírez, asesorada y apoyada por los sociOlistos de El Turro que se reían de la posibilidad de la ELA, que dudaban de su viabilidad económica, hasta de su legalidad (ellos también son letrados, que hay que saber tela de leyes, y economistas)… la ELA la tendríamos, pero ni silla donde sentar al presidente y el centro municipal y el pueblo estarían peor de lo que andan. (¿No sabrá el señor vocal, con el tiempo y la maestría que le dedica a este medio, que puede pasar la revista del paro cómodamente desde su internet o es que, como es de miras amplias, mirará por los intereses de todos los vecinos?. Si no hubiese apoyado la moción de censura… ¿le seguirían y nos seguirían poniendo a cuadros? No les quepa la menor duda, a cuadros y verdes, más verdes que el culo de la rana Gustavo. Sus motivos tendrán.
Lo bueno de todo esto es que pese a lo que yo diga, lo que el otro cuente, o lo que aquella rabie, (la más burra va delante), nadie les puede restar a ustedes capacidad para ver, valorar, opinar, pensar, juzgar y decidir en cuanto se ponga a tiro de nuevo la urna. ¿Hay mejor ideología que esa?
Tras tanta perorata, el que no haya sucumbido de aburrimiento se ha salvado por quedarse dormido, así que ya paro y voy a escayolarme los dedos.
La frase: “Hay niños que les dura mucho la rabieta cuando les quitan el chupete”


Con mis mejores deseos para todos.
Alquimista Impaciente

jueves, 20 de junio de 2013

(Esto no viene al cuento, pero me apetece mucho comentároslo, me siguen llamando señor. Yo me pregunto si estos trogloditas son incapaces de aceptar que una mujer esté capacitada para expresarse más allá del rodillo de amasar. Aquí algo falla. O yo me llamo Manolo y soy camionero o ellos son unas piadosas monjitas de un convento de clausura de Cuenca. Ya me dirán ustedes…. En fin, otro misterio. En cuanto a mi nick bloguero igual me lo cambio por Pamela Anderson, pero esas protuberancias igual me impiden escribir tanto y tan rápido.)

Aunque sé que ustedes ya no se espantan de nada, a ver qué opinan de esto : El señor de Cacín Comunicación dirige una epístola al parecer, por el saluda, a todos sus vecinos, pronto se convierte en una misiva más que directa al señor Alcalde, exactamente en la sexta línea. ¿Y si el alcalde no la lee? Mucho más efectivo es que se hubiese dirigido al despacho del señor alcalde y le hubiese pedido explicaciones de todo aquello que expone (ya no me acordaba, imposible, también él como yo, va de incognito). Mejor aún, dirigirse a los concejales del PSOE y pedirles que incluyeran todos esos puntos que denuncia en mociones, así nos enterábamos todos y quedaba constancia en las actas y su identidad a salvo. Y muchísimo mejor dirigirse a los Juzgados y poner una denuncia, que la cosa es grave.

También dice que los plenos no se hacen mensuales como se hacía en el anterior gobierno socialista, se ve que ni ha asistido a los plenos, ni se ha leído las actas de los mismos que se exponen al público, ni dice, el buen hombre, verdad alguna. Los plenos cuando gobernaba la edil socialista se hacían mensuales por propuesta y votación del los grupos en la oposición, PP e IU, a lo que el grupo del PSOE votó en contra; y cuando IU-PP, pasaron a gobernar, por propuesta y votación se pasaron a trimestrales (no es que yo lo diga, es que consta en acta). ¿Se funciona así en democracia o inventamos otra que le convenga más al grupo socialista? ¿Funcionaban ellos de diferente manera cuando ostentaban la mayoría? La desinformación y la debilidad de memoria que tiene, este buen samaritano, la compensa con una habilidad pasmosa para tergiversar la realidad. Y es que quien dice una mentira se ve obligado a decir cincuenta más para hacer creíble la primera. Menos mal que la verdad sobre la periodicidad de los plenos queda donde puede ser acreditada.
Y el apunte periodístico (le vamos a proponer para un pulitzer honorífico), al que se lanza el desmemoriado, le sale casi bordado: “Intento de agresión a un vecino en un pleno municipal”. Le ha faltado decir que antes del intento de agresión el concejal de IU, también insultó en el pleno, llamándole sinvergüenza en repetidas ocasiones, a este pacífico vecino. Así la bola sería totalmente redonda y nos la tragaríamos mejor. El titular es tan falso como embustero es este señor, miente intencionadamente y omite deliberadamente los insultos que el señor Garcés profirió en la sala de plenos al señor concejal. Solo decirles que cuando se presentó la Guardia Civil en el Ayuntamiento, el vecino, presunto sufridor del intento de agresión, ya había salido de allí por patas, quizá asustado (¿del concejal o de la Guardia Civil?), ¿cómo es que no puso denuncia? El edil, que fue objeto de insultos por parte de este vecino sí que ha puesto en conocimiento de la Benemérita el incidente. Es más, el secretario del ayuntamiento y toda la corporación estaban presentes cuando el vecino, éste sí que andaba alterado, profirió tales insultos. El concejal de IU, ya en la calle, recriminó al señor Garcés por sus modos, y ante la actitud agresiva del señor Garcés no le quedó otro remedio al concejal que ponerse a la defensiva. Así que de haber intento de agresión hubiese sido por ambas partes en todo caso, la cosa quedó en miradas desafiantes y ciertas advertencias, (que malas jugadas les hace la testosterona a los varones, pobrecitos). ¿Qué vecinos de Cacín impidieron que el señor Garrido agrediese al señor Garcés? NINGUNO. Estaban a verlas venir. La mujer del concejal de IU fue quien le tomó por el brazo y le dijo que no entrara en tales provocaciones, textualmente: “no actúes como este energúmeno”. La única, si se puede llamar agresión, y verbal, que sufrió el señor Garcés fue por parte de esta señora. Por la otra parte, la señora del pacífico vecino también intervino para que éste no llevara el tema a mayores.
Añade el reportero (¡cómo domina el arte!) sobre el concejal de IU: “crispado por la pintada”. Estaba tan crispadísimo cuando vio la pintada, esa mañana, que se dirigió a un bar para pedir un poco de arroz para agasajar a unos novios que contraían matrimonio civil. De conocer este detalle, nuestro reportero igual hubiese escrito: “En tal estado de alteración, se encontraba el concejal, que no encontrando otra forma de agredir a los vecinos, pidió arroz y un bolígrafo bic, en un bar próximo, y se puso a disparar granos estilo cerbatana-metralleta a diestro y siniestro”. Al señor Garrido le crispó la pintada tanto como le pueda crispar el rebuzno de un pollino a un kilometro de distancia, bien poco le conocen. A ver si el señor Moles pide protección para que no insulten a los vecinos en los plenos ni intenten partirles la cara a la salida, el señor Garrido seguro que se lo agradece mucho más que el pacífico señor Garcés.

Pueden voltear la tortilla hasta marearla, eso es fácil, al final solo ellos se van a dar el disgusto de comérsela. ¿O algunos de ustedes se apuntan?

Vamos a apuntarnos todos, que difamar es fácil y hasta divertido: A los votantes del señor Garrido ya nos han informado de que es un ladrón, un vago, un sinvergüenza, y un tipo agresivo. Sabemos de su carácter iracundo, de cómo intenta agredir a cualquier pacífico ciudadano que se acerque a los plenos o a las asambleas vecinales y ose hacerle una pregunta. Pero sabemos más barrabasadas que la oposición: el sueldazo que se ha puesto como presidente de la ELA, del pedazo de despacho que se ha preparado, con un Mac de última generación y 10.000 tarjetas de visita que se ha encargado en letras gótico- doradas, por no hablar de la línea de móvil que ha contratado y el dinero que se ha gastado en un terminal de futura generación. Asustados estamos de cómo va a subir los impuestos para costearse sus gastos personales. Una vez en el cargo se ha desinteresado de lo que nos ofrecía en su programa electoral, ha pasado totalmente del tema del agua, para más inri se ha hecho de una cuenta bancaria, donde los pobres vecinos, engañados, hemos hecho aportaciones dinerarias para sufragar el coste de un abogado, y que el señor Garrido ha utilizado en la contratación de un crucero por las islas del mar Egeo para el mes de julio, ya verán que vuelve más negro que sus oscuras intenciones. Todo eso sin contar el dinero del ayuntamiento que el señor Moles, (otro tirano que se ha “autonombrado” alcalde, para fastidiar a sus vecinos), le ha dado al concejal de IU como pago a su apoyo en la moción de censura, en concepto de dietas anticipadas y sin tener en cuenta el IRPF, según antiguos usos y costumbres. Dinero que ha empleado el concejal en comprarse un coche nuevo, audi,… rojillo, al que le va a poner pegatinas de gaviotas, todo un giño a su amigo alcalde. Pero para desgracia nuestra y de las hermanitas de la caridad del PSOE (perdón a las hermanitas), como somos unos simples, gentes sencillas, a quienes cualquier charlatán engaña, igual cometemos el imperdonable error de volver a votarle. Espero que el grupo en la oposición investigue a fondo todo esto. La difamación y la calumnia no salen tan baratas como la ironía. Igual me veo con una invitación al Juzgado.

La patraña por parte del señor del feisbuc, cual Quijote que toma el nombre de su patria, no es más que otra intentona en su pretendido descrédito hacia Juan Miguel. Les molesta enormemente, no son tan ciegos como para ignorar que es un adversario político bien preparado y con un importante apoyo popular. Como no lo pueden remediar, ¿qué les queda? El juego sucio. Tienen pánico a que se repitan los resultados de los pasados comicios municipales, un miedo y un berrinche que les impide pensar con claridad, pero que no les resta energías para tramar las más ruines argucias. No tienen ni idea lo que hemos aprendido, lo que nos falta por aprender y lo aplicados que nos hemos vuelto.
Mucho ánimo para Juan Miguel, le necesitamos aunque solo sea para conseguir, de una vez, el agua para todos. Y mucho ánimo también para todos vosotros, vosotros fuisteis los que le otorgasteis el mando y los que se lo quitareis cuando os plazca.

La cita, bastante neutra y para pensar un poquito:
“Una mentira no tendría sentido si la verdad no fuese percibida como peligrosa”. Alfred Adler

Alquimista Impaciente